Tu fotógrafo en Santander.

Mi primer contacto con la fotografía fue a los once años cuando me regalaron una pequeña cámara compacta de carrete. Desde entonces, la fotografía forma parte fundamental de mi vida.
Durante todo este tiempo, he ido creando mi propio estilo y buscando plasmar en las imágenes mi pasión por la luz, la naturalidad y la armonía.

La experiencia adquirida hace que afronte cada proyecto con la seguridad y la motivación de superar las expectativas de mis clientes.
Siempre que no estoy con la cámara en las manos, disfruto del tiempo libre con mi familia y amigos, también haciendo deporte y con pequeños placeres cotidianos como salir a caminar por la ciudad. Y cuando la agenda lo permite, me encanta viajar.